Destapan más corrupción de Juan Carlos

Destapan más corrupción de Juan Carlos

No hay día sin escándalo en la Casa Real. Algunas fuentes sostienen que Juan Carlos sigue confinado en el recinto de la Zarzuela en un edificio separado del palacio de los reyes Felipe y Letizia. Los medios monárquicos han iniciado una campaña que se puede resumir en un lema: Salvad al soldado Felipe. Contra Juan Carlos pim pam pum, contra Felipe ni hablar. Es el caso de Pedro J. Ramírez que ha decidido ahora, a favor de obra, explicar la corrupción de Juan Carlos que no había revelado antes. El director de El Español hace como Felipe: denunciar tarde la corrupción.

Las corruptelas del rey cuando era el jefe del Estado español se sistematizan así en la columna más importante de la semana del digita. Ramírez concluye que «Juan Carlos es una voraz ave de rapiña, un monarca de alquiler, un golfo apandador de la peor laya» sumando 253 millones:

Juan Carlos era ya un cadáver ambulante en 2008 cuando, en plena crisis económica, cobró la comisión de 100 millones de dólares de la Monarquía saudí, a costa de la construcción del AVE a La Meca, a través de la cuenta suiza de la fundación panameña Lucum. Corinna Zu Wittgenstein es su alma gemela en materia de falta de escrúpulos, pero transferirle la culpa a ella, según el mito de la mujer fatal o la aventurera malvada, al que se aferran las últimas plumas cortesanas, no se corresponde en absoluto con la realidad».(Dispara contra ABC y La Vanguardia que señalan que todo es un chantaje de Corinna)

-«Su presunto testaferro Álvaro de Orleans cobró los 50 millones de comisión por la venta del Banco Zaragozano a Barclays que hizo de oro a dos estafadores de pro como los Albertos, íntimos amigos del monarca. Nunca sabremos cuál fue el papel de Juan Carlos en las resoluciones del Banco de España, autorizando la operación, y del Tribunal Constitucional, evitando el ingreso en prisión de sus compañeros de cacerías, mediante un cambio de doctrina sobre la prescripción. Pero cualquiera puede sumar dos y dos«. (Dispara contra el primo del rey y testaferro e insinúa que los 50 millones también se los queda el rey a cambio de proteger a Cortina y Alcocer).

Juan Carlos cobró, también presuntamente, otros 100 millones de dólares del gobierno de Kuwait, a través del grupo KIO, como recompensa por el apoyo español a la primera guerra del Gozne, que sirvió para expulsar al invasor Sadam Husein y reponer a la familia Al Sabaj en el emirato». Eso lo confesó a Pedro J. Ramírez el financiero catalán Javier de la Rosa dentro de uno reservado del restaurante Jockey de Madrid.

Ruiz Mateos contó en 1984, tras la expropiación de Rumasa, que había pagado 3 millones de dólares al Rey, a través de una cuenta en Estados Unidos, para que neutralizara preventivamente a su némesis, el entonces subgobernador del Banco de España, Mariano Rubio»Dinero a cambio de salvar empresarios corruptos.

El diario sólo ataca a Felipe levemente: «La reacción de Felipe VI, con el brindis al sol de la extemporánea renuncia a la herencia fruto de la rapiña y la retirada de la asignación presupuestaria a su padre un año después de haber conocido la existencia de la Fundación Lucum es tibia e insuficiente«. Lo que es tibio e insuficiente es cargar contra el rey viejo y salvar a una institución carcomida desde los cimientos.

Notícia

Deja una respuesta

Cerrar menú