¿Quién dijo que el futbol femenino, ni es femenino ni es fútbol?

¿Quién dijo que el futbol femenino, ni es femenino ni es fútbol?

Durante muchos años se ha creído que el fútbol era un deporte solo para hombres, ya que se creía que era demasiado agresivo para que lo jugaran las mujeres, pero como de costumbre, las mujeres de mediados del siglo XIX lucharon insistentemente por cambiar esta injusticia, es por esto que concretamente el año 1863 se fijaron una serie de nuevas normas por tal de que este deporte fuera socialmente aceptado para las mujeres. Con el paso de los años, el fútbol femenino fue avanzando de manera muy lenta, es por eso que a día de hoy se habla de los gigantescos avances del ‘’futfem’’ ya que actualmente está creciendo muy rápido. En España no podemos hablar de un comienzo del fútbol femenino hasta el 1970, año en el que se funda el Mercacredit-Sizam de Madrid, el primer club de fútbol femenino. Desde entonces las mujeres en España han peleado por ser igual de valoradas que los hombres en este deporte, cosa que hasta 2018 no fue posible, ya que hasta entonces a las futbolistas se les hacían contratos como secretarias o fisios y no de futbolistas como tal.

 

A nivel personal, es verdad que siempre ha habido gente que me decía ‘’que no iba a llegar a nada con el fútbol’’, ’”que mejor hiciera una actividad de mujeres’’ o incluso en algunos partidos he llegado a escuchar comentarios como ‘’las mujeres a la cocina’’ o ‘’solo valéis para fregar’’, son comentarios que a mí personalmente, siempre me han motivado a seguir luchando y entrenando más duro, para que todas aquellas personas que no tenían fe en mí, un día, se tragaran sus propias palabras.

 

Mis padres han tenido un papel muy importante respecto a mi carrera futbolística, ya que, si no hubiera tenido su apoyo y aprobación, hubiera sido prácticamente imposible que hubiera llegado a algo. Es por eso que animo a todas esas familias que tienen hijas a las que les gusta el fútbol a que las dejen practicarlo, ya que es un deporte en el que no solo obtienes beneficios en tu plano físico, sino también desarrollamos la parte emocional, potenciando el compañerismo, la responsabilidad ante el equipo, el afán de superación se acaba interiorizando, el respeto hacia los demás ya que aprendes que no todos los jugadores son iguales pero no por eso son mejores o peores que tú, la disciplina sin duda es lo que caracteriza a un futbolista sea o no profesional, ya que se han de seguir las normas, los horarios, los entrenamientos… Además, es un deporte en el cual conoces a gente increíble de la cual aprendes muchas cosas a nivel futbolístico y personal, y con la que se compartes una cosa muy importante, una misma pasión.

Deja una respuesta

Cerrar menú