Un total de 25 viviendas de Els Avets participan en una prueba piloto de autoconsumo solar promovida por el Ayuntamiento

Un total de 25 viviendas de Els Avets participan en una prueba piloto de autoconsumo solar promovida por el Ayuntamiento

Después de que 10 de las 25 instalaciones ya estén en funcionamiento, el Consistorio trabaja ya para extender este modelo de consumo de energía al resto de urbanizaciones.

El Ayuntamiento, a través de la unidad Rubí Brilla, ha llevado a cabo una prueba piloto en Els Avets para promover el autoconsumo solar, una de las soluciones en materia de energías renovables más atractivas actualmente para el sector residencial. De las 25 instalaciones que se van a ejecutar, una decena ya están en funcionamiento.

«El aumento desmedido del precio de la electricidad, junto con una regulación favorable, hacen del autoconsumo una herramienta de empoderamiento ciudadano necesaria para la transición energética«, ha asegurado la alcaldesa, Ana María Martínez Martínez. «Quiero destacar la importancia de empoderar a la gente, porque no habrá transición energética si no la hacemos entre todos y todas«, ha añadido.

En este mismo sentido se ha expresado el concejal de Medio Ambiente, Transición Ecológica y Bienestar Animal, Andrés Medrano Muñoz: «Estamos trabajando con la industria, el comercio y el sector residencial para conseguir una población empoderada […]. Gracias al conocimiento de lo que estás produciendo tienes más conciencia de lo que estás consumiendo y puedes aplicar cambios de hábitos que te hacen más eficiente«.

Por este motivo, en septiembre de 2021, el Consistorio inició esta prueba piloto, en colaboración con la Asociación vecinal de Els Avets. El vicepresidente de la entidad, Martín Páez Quesada, ha comentado que «esta idea se nos ocurrió en la Asociación de Vecinos de Els Avets y se la propusimos al Ayuntamiento. Inicialmente pensábamos en instalaciones compartidas, pero vimos que no era rentable a causa de la legislación existente. Conjuntamente con el Ayuntamiento hemos trabajado mucho para elegir qué empresas nos convenían, para negociar los mejores precios… Tienes que tener esta filosofía de cuidado del medio ambiente«.

Con esta iniciativa se han perseguido dos objetivos, además de ayudar al vecindario a reducir sus facturas eléctricas y reducir las emisiones de C02. Por un lado, se pretendía analizar cuál era la preferencia del vecindario a la hora de elegir entre realizar un autoconsumo individual o un autoconsumo compartido ─es decir, desarrollar instalaciones para compartir la producción de energía entre varias viviendas─. Y, por otro, estudiar si el hecho de agregar la demanda de instalaciones solares cercanas entre ellas era suficientemente atractivo para que el mercado fotovoltaico ofreciese la posibilidad a aquellas viviendas que lo desearan no tener que hacer ninguna inversión y poder devolver el coste de la instalación mensualmente, con los propios ahorros que esa instalación generara.

De las 25 viviendas que han decidido, a partir de este proyecto, apostar por el autoconsumo, todas ellas han preferido tener su propia instalación solar de autoconsumo individual. En este sentido, y aunque llevar a cabo una instalación colectiva es más barato que hacerla individual (por economía de mercado), la percepción de facilidad y tranquilidad que supone disponer del autoconsumo individual prevalecido por encima del factor económico. Según Medrano Muñoz, también ha influido el hecho de «no estar en un momento legislativo maduro. Cuando la legislación cambie, y esperamos que lo haga en breve, será posible hacer un autoconsumo compartido dinámico, de tal forma que los porcentajes puedan ser variables«.

Por todo ello, la alcaldesa y el concejal realizan una valoración positiva de esta experiencia piloto. Según ha asegurado Ana María Martínez Martínez, «la prueba ha cumplido su función de testeo y, además, ha logrado que 25 vecinos y vecinas se hayan puesto de acuerdo en ejecutar una instalación con un mismo proveedor, lo que les ha permitido obtener un precio muy atractivo«, ha explicado. «Además, la reducción que supone en cuanto a gases contaminantes es muy relevante«.

Como el resto de rubinenses que apuestan por la energía solar, estos vecinos y vecinas también se verán beneficiados de una bonificación en el IBI del 50% durante 5 años.

 

Instalaciones en marcha

A día de hoy existen 10 instalaciones ya en funcionamiento de las 25 que se harán. Esto se traduce en más de 75kWp instalados, que equivale a 99 MWh/año de energía verde y a 25 toneladas de CO2 evitadas (el equivalente a la emisión de 10 coches de gasoil con una media de consumo de 7 litros /100 km transitando 15.000 km/año).

«Una vez ya en fase de finalización de esta prueba piloto en Els Avets, nos disponemos a acercarnos al resto de urbanizaciones para mostrarles también a estos vecinos y vecinas su capacidad para ahorrar en consumo eléctrico y para autoproducir su propia energía«, ha comentado Martínez Martínez. «Los grandes cambios necesitan acciones a pequeña escala que van sumando«, ha asegurado.

Así, personal técnico de la unidad Rubí Brilla visitará en los próximos meses las diferentes urbanizaciones con el objetivo de informar y asesorar a la ciudadanía sobre las ventajas del autoconsumo solar. «Tenemos al alcance una serie de ayudas al autoconsumo. Por eso hacemos un llamamiento para que todos los rubinenses los aprovechen«, ha concluido el concejal.

Aparte de la alcaldesa y del responsable de Medio Ambiente, Transición Ecológica y Bienestar Animal, en el acto también ha estado presente el concejal del servicio de Urbanizaciones, Miguel Ángel Romero Alcalde.

Deja una respuesta

Cerrar menú